Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: El café y los derbies

MADRID, España.- Para los amantes del café, no hay peor sentencia que verse obligado a beberlo sin poder degustar un aromático y verdadero café, amén de la cepa que corresponda. Algunos terminan adaptándose a beberlo descafeinado y así engañan al gusto con la complicidad del cerebro que, con el tiempo, reacomoda las prioridades del placer.
 
MANTÉNTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Por ejemplo, hace años, cuando el aficionado al fútbol italiano sabía que se jugaba el derbi della Madonnina entre los grandes de Milán; o el derbi d’Italia entre el Inter y la Juventus que también se juega este fin de semana, el mundo del Calcio se detenía por completo para priorizar esos partidos. Aunque fuese a través de la radio, sin imágenes más que los de la cabeza. Nada importaba más que jugarlos en el corazón para la leerlos en la pasión.

Entonces, existía la memoria en tiempo presente. Pero, ese recuerdo se fue borrando con un tiempo que dio lugar a la falta de interés por conocer una alineación de carrerilla. El fútbol italiano fue desapareciendo en el alma de los ‘tifosi’, y así se inició esta suerte de muerte del Calcio y su antiguo esplendor.
 
Es una larga y necesaria introducción para poder asimilar este nuevo clásico del fútbol español en un Camp Nou. El Barcelona y el Real Madrid volverán a enfrentarse, mañana domingo y antes de que caiga el sol, en un partido que hace sólo un par de temporadas atrás provocaba que el mundo entero se detuviese desde antes y hasta después de que las sombras de la noche cayeran sobre España.
 
Esa gran mayoría del planeta fútbol que anteponía las cosas más importantes al derbi por excelencia de LaLiga, se encuentra hoy en estado de incredulidad preguntándose en qué momento se perdió el placer de lo que precede y procede, o precedía y procedía, a un Barça-Madrid, como en esta temporada.
 
Ansu Fati y Gavi, dos niños en blaugrana, contra la experiencia de Benzema y el ímpetu de Vinicius; la veteranía de Piqué y Busquets contra la de Casemiro, Modric y Kroos; los recursos de Ter Stegen contra los de Courtois; el sometimiento a examen continuo de Koeman y el, por ahora, no tan asfixiante del aficionado merengue sobre Ancelotti. Contraposiciones a una hora desacostumbrada para el fútbol de élite europeo que impone un horario accesible al poder de los actuales dueños de la pantalla mundial. 
 
Que Sergio Ramos, Raphael Varane, Antoine Griezmann y Lionel Messi no estén ya en esta nueva versión del clásico español por antonomasia, viene a formar parte de lo anecdótico en que de repente se ha transformado este derbi en particular entre las instituciones de Joan Laporta y Florentino Pérez.
 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡De infarto! Se juegan 5 grandes clásicos del fútbol europeo

El plan del Barcelona para quitarle a Mbappé al Real Madrid

Real Madrid no quiso fichar a Icardi por culpa de Wanda Nara

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!