Horarios

Martín Onti: Días de luto

MADRID, España.- Dio inicio la liga española y también, de cierta manera, las horas de luto que nadie sabe cuánto tiempo llevará. Pocas son las alegrías que ayudan a olvidar la ausencia. Al menos por ahora, esa es la sensación que deja La Liga con el comienzo de la temporada. Cristiano Ronaldo es ya, a todos los efectos, jugador de la Juventus de Turín y su alejamiento del Real Madrid aún no ha sido convenientemente digerido por el entorno futbolístico.
 
La partida del atacante portugués, que algunos creían superada desde el momento mismo de su alejamiento hacia el club piamontés, está dando los primeros pasos del proceso que significa aceptar la muerte de alguien querido. 
 
A la primera condición de negación, sigue la furia, y a esta, la negociación lógica para paliar una sentida ausencia. El cuarto de esos cinco importantes pasos, lo dio el equipo de Julen Lopetegui en Tallin ante el Atlético de Madrid perdiendo la Supercopa de Europa. Así llegó la depresión quedando a la espera del paso final que será la aceptación camino a la recuperación definitiva. Así, las horas de luto habrán llegado a cerrar lo inevitable cuando alguien desaparece de nuestro círculo de estima.
 
Lo que le sucede al Real Madrid con la partida de CR7, comienza a pasarle en cierta manera al fútbol español esta temporada. Hay condicionantes en la trama general que alertan de que algo fuera de su lugar sucede en el ambiente. La introducción del VAR; la palpable realidad de que el calendario prepara la extradición de algunas jornadas hacia tierras americanas; la exposición a través de nuevos medios en las redes sociales y esa cautela inversionista que se adivina en las instituciones, nos hace pensar que algo en el fútbol español está cambiando.
 
La irrupción de fuertes capitales económicos, mayoritariamente en Inglaterra e Italia sin olvidar a otras ligas como la francesa, nos hace pensar que otras urgencias se multiplicarán en aras de mantener una hegemonía que ya no aparece como indiscutida en el firmamento europeo. El sólo hecho de pensar en que Luka Modric y Lionel Messi puedan no jugar más en La Liga, ya nos anticipa el descalabro al que me refiero… y ambos han estado en el rumor vendedor este verano.
 
Si un ‘adelantado’ como Florentino Pérez considera que la fuerte gestión adquisitiva de futbolistas no es ya tan redituable y si el Barcelona saca más rédito mercantil vendiendo que comprando, sería mejor pararse a pensar cuál es el próximo escalón que conduce a la conveniencia que el juego otorga en España, antes de enquistarse en esos pesados días de luto que el desinterés proporciona.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!