Horarios

Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mar.Nov.10 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST
Mié.Nov.18 12:00 AM EST
Martín Onti: "Desolación en el medio"

Martín Onti: "Desolación en el medio"

MADRID, España.- El gran problema que acarrea el Barcelona en esta etapa de la temporada, es la desolación que muestra su mediocampo. Es tan claro el esquema de juego azulgrana sin el concurso de Andrés Iniesta, y ahora Sergio Busquets, que no es difícil adivinar que esa falta de equilibrio futbolístico en la zona noble del campo de juego es el talón de Aquiles en el conjunto de Luis Enrique Martínez.

Foto: Getty Images

Si la ausencia de Iniesta era ya un dolor de cabeza para el técnico asturiano, demás está explicar lo que significa estar sin “Busi” en la cintura de su equipo. A cualquiera que conozca el funcionamiento del Barcelona, y con los jugadores con que cuenta en la plantilla, no se le hace extraño presumir de los inconvenientes que Luis Enrique tiene en la actualidad.

Sin embargo, está Messi y eso es un preciado comodín en la baraja del entrenador blaugrana para buscar alternativas a su propuesta, inclusive mejor que eso, puesto que tener al crack argentino en su escuadra le otorga ventajas que ni siquiera aparecen en su librillo de estrategias.

Las lesiones de Iniesta y Busquets, más que venir a provocar el lamento de los catalanes, sirven para denunciar la inoperancia de dirigentes y cuerpo técnico del actual campeón de Liga en la previsión de adquisiciones y, eso, es imperdonable en una institución que debería saber perfectamente lo que se necesita para potenciar un plantel de acuerdo a un sistema de juego que ya está anquilosado en las entrañas de la entidad.

Ese “desconocimiento” de lo que hay en el almacén de casa no admite, a esta altura de las circunstancias, errores tan gruesos como los que se cometen en las oficinas del Camp Nou. Ahora, con un durísimo calendario por delante, el Barcelona tiene serios problemas para acariciar títulos teniendo en cuenta las competencias a las que debe abocarse y analizando lo que le ha tocado en suerte enfrentar.

Foto: Getty Images

La Champions League le depara un serio adversario con el París Saint Germain en perspectiva, si pretende tener continuidad en el torneo más importante del mundo a nivel de clubes; la Copa del Rey le encuentra en ese sínodo crucial que le ha tocado esta temporada, midiéndose a equipos de duras batallas como la que le espera camino a la final cuando enfrente al Atlético de Madrid; y finalmente la Liga española, en la que el predominio del Real Madrid no ceja en la intención de los de Zinedine Zidane en lograr el campeonato que tanto añoran ya.

Con este incierto panorama por delante, sin sus dos alfiles de tamaña gestión e importancia futbolística, más la insuficiente calidad de un flojo y casi desconocido Iván Rakitic, la parsimonia de André Gomes, la inmadurez pronunciada de Denis Suárez, la inoperancia del turco Arda Turan como volante, y lo acotado que ofrece como solución ofensiva Javier Mascherano en esa zona, el Barcelona se enfrenta a una segunda parte de la temporada muy cuesta arriba.

Foto: Getty Images

Jugar al salteo del medio, como alternativa de sistema de juego, dependerá de qué tan rápido el rival le toma la mano y de lo que desde sus botas puedan proponer Neymar, Luis Suárez y Messi para salvar la cabeza de un Luis Enrique que persiste en ser positivo en medio de un panorama tan sombrío.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!