Horarios

Martín Onti: De Gomes a Rabiot y en medio Rakitic

MADRID, España.- Me pregunto, casi con asombro, si quienes deciden la compra de futbolistas en Can Barça saben verdaderamente sobre fútbol, si se les pasa por la cabeza en algún momento consultarle a Ernesto Valverde sobre la toma de decisiones sobre los elementos que el técnico quiere o necesita para completar la plantilla que él quiere, o toman las decisiones por vaya a saber qué idea particular sobre el fútbol tienen ellos. 
 
 
 
Leyendo titulares, viendo las noticias deportivas o indagando en los informes, no puedo imaginarme que el FC Barcelona vaya a buscar al francés Adrien Rabiot cuando acaba de sacarse de encima al portugués André Gomes con destino al Everton inglés. Esto me provoca pensar, y dudar, sobre movimientos que no alcanzo a comprender muy bien, máxime cuando en el seno de la directiva culé se atreven a evaluar la venta de Iván Rakitic para paliar ese lugar con el actual centrocampista del PSG.
 
Si alguien en el fútbol internacional se parece a André Gomes en cada aspecto del juego medio portugués, el más cercano que se me viene a la cabeza en la comparación es precisamente Adrien Rabiot. Dos futbolistas parecidos en su recorrido deportivo. El luso desde sus días del Benfica pasando por el Valencia y el Barcelona. El galo desde sus orígenes parisinos, su breve paso por el Toulouse y vuelta al club del Parque de los Príncipes. Ambos con su parsimonia en el andar, su buen trato del balón, sus prioridades defensivas por sobre las atacantes y esa falta de carácter que apenas de apaga en alguno que otro partido aislado.
 
La duda, que emerge naturalmente, llega a colación del lógico análisis que uno hace sobre las cualidades de los futbolistas, las necesidades de las instituciones en cuestión, y las resultantes de entender que en algunas ocasiones las matemáticas son más asertivas que las imaginaciones. Los casos de Paco Alcácer, de Aleix Vidal, de Lucas Digne, de Yerry Mina y un largo etcétera de transacciones fallidas están allí para corroborar lo expuesto.
 
Si tengo que anteponer a la calidad del croata Rakitic al francés Rabiot, y por ende al portugués Gomes, es que algo está fallando en algún lugar del recorrido que tiene esta ecuación. Una diferencia de unos pocos millones de euros no justifica dejar salir, o pensarlo al menos, a un jugador contrastado e indispensable como Iván Rakitic para traer a alguien que, curiosamente, se parece muchísimo a uno que acaba de ser despedido por insatisfacción deportiva.
 
A veces uno prefiere no querer entender algo que cae de maduro, por el mero hecho de no tener que ir abiertamente en contra de lo que suena y sabe mal. No se puede jugar a comprar algo cuando se desconoce el valor verdadero de lo que se compra, a menos que en el fondo esto sea lo que menos importa.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!