Horarios

Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Mar.Oct.13 12:00 AM EDT
Mié.Oct.14 12:00 AM EDT
Foto: Getty Images

Martín Onti: ¡Cristiano, oh Cristiano!

No se puede decir que la derrota en el Ciutat de Valencia ante el Levante haya significado una mala actuación del Real Madrid. Sí se le podría achacar al equipo de Zinedine Zidane, a cambio, una responsabilidad de mayor compromiso con una respuesta satisfactoria de cara al gol, pero, eso puede no ser computable en el fútbol teniendo en cuenta la relatividad que conlleva el juego en sí.
 
Sin embargo, de lo que sí se debe acusar al conjunto merengue, si cabe esto en relación a lo futbolístico que compete a cualquier institución, es la toma de decisiones en la conformación, o mejor dicho en el vacío atacante dejado en una plantilla que continúa extrañando terriblemente al portugués Cristiano Ronaldo, aunque este ya pinte para un engañoso retiro con sus 35 años a cuesta en la Juventus italiana.
 
No se puede culpar a la mala suerte de este varapalo de los de Zidane en un momento crítico de la temporada, quizás el más crítico, porque el juego del Real Madrid no tiene, por ejemplo, la ramplonería del Barcelona, ni la discontinuidad espiritual del Atlético de Madrid, menos la confusión del Sevilla, ni la dejadez anímica del Valencia.
 
Lo que sí se puede imputar en los blancos, no lo encontramos en el listado que jugadores o cuerpo técnico debería asumir, sino en la incapacidad de directivos para no prever que la ofensiva blanca ha dejado de responder de manera satisfactoria, para un club como el Madrid, tras la salida de CR7 rumbo a Turín.
 
Hay aclaraciones que no tienen concordancia con la realidad, y esta pasa a ser una de ellas. El equipo de ‘Zizou’ Zidane sabe a lo que juega, tiene claro los movimientos sistémicos de su planteo, hay pocos errores de traslado de balón, de ganancias de espacios y formas de llegar a la portería adversaria. De lo que adolece el Madrid es de un definidor, de un hombre de confianza para traducir en goles todo una gestión de trabajo que no encuentra el último pase a la red.
 
Cristiano, Cristiano, oh Cristiano Ronaldo!... Nada más se podría argumentar como excusa para explicar esta derrota ante el Levante de Paco López; para justificar haber perdido el liderato a manos de Barça, para ponerse a pensar seriamente que el miércoles llega el Manchester City de Josep Guardiola por la Champions League, y seguir añorando la ausencia de CR7.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!