Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: Camavinga y la filología

Debería empezar este artículo con un ‘al pan, pan y al vino, vino’ para una mayor y clara comprensión de lo que se cuece no sólo en España, sino en gran parte de un planeta en aparente retroceso. Eduardo Camavinga, el jovencísimo mediocampista francés de origen angoleño-congoleño que pertenecía al Rennes galo, acaba de ser contratado por el Real Madrid de Florentino Pérez como un proyecto visionario de excelente acierto deportivo.

Justo que creíamos que todo esto del Coronavirus nos estaba devolviendo un mundo más solidario y comprensivo, más altruista, volvemos a toparnos con la verdadera realidad descubriendo que la tan mentada aceptación del otro no es más que un farol que se vende en cualquier esquina, y que todo ha servido para nada más que descubrir que siempre llegamos al mismo punto de partida.

Lorena González Lázaro, una filóloga tertuliana de esos programas deportivos que hoy pululan por estos parajes, acaba de tirar el castillo de naipes que nos preocupamos por rearmar con eximio cuidado. Amiga de no sé quién, medio entendida del juego de la pelota llamado fútbol, impuesta e impostada en lo que al menos a mí no me convence, se olvidó que su micrófono no estaba cerrado y así, como decía Diego Maradona, ‘se le escapó la tortuga’.

Su comentario ‘Este tío es más negro que el traje’ que salió al aire cortando todo intento de encubrimiento, significaba señalar, en la presentación de la nueva adquisición merengue, el concepto con que la señora, o señorita filóloga, tiene de un hombre de color vestido con un traje negro. Así hubiese sido el mismísimo Pelé o Kylian Mbappé –exentos quedarían entonces los Cruyff o Beckenbauer- el algodón no hubiese mentido al pasarlo por una superficie con polvillo inapreciable al ojo humano.

De igual manera, tampoco miente el concepto disfrazado del racismo que aún tenemos en la mayoría de nuestras sociedades. La periodista deportiva de ocasión, que también podría haber sido de género masculino y no callaríamos por ello denostando así un señalamiento machista, dejó entrever, además, y con un silencio avalado por conductor, productor y compañeros en el set del programa, que llamar a Camavinga ‘negro’, no es más que un acto de esa naturalidad propia y aceptada por ciertos sectores de los pueblos arios refiriéndose a las demás razas.

El perdón exigido, seguramente, por la RTVE, la cadena que emite dicho programa deportivo, vale tan poco como el comentario de corte eminentemente racista que brotó del inconsciente de Lorena González Lázaro y que, avalado por esta sociedad, queda sólo como un pretexto de erradicar lo que se considera una actitud discriminatoria que ha quedado en el aire como lo que verdaderamente es y que, quizás, comparten los demás tertulianos con miradas perdidas en otros atributos.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!