Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: Así Cristiano y Griezmann como Messi

Todo tiene un principio y un final, hasta las máquinas caducan un día. La diferencia sólo estriba en las decisiones que se toman y, estas, en la inteligencia de quién o quiénes las asumen. Históricamente siempre ha sido así. Nada se puede hacer para modificar lo que no tiene arreglo, menos si lo decisivo se transforma en un capricho inútil. A menos que alguien salga ganando algo importante en el intento.

Si años atrás Florentino Pérez demostró en el Real Madrid que se puede prescindir de grandes figuras camino al ocaso de sus carreras, como hizo en su momento con Raúl González Blanco y un par de temporadas más tarde con Cristiano Ronaldo, el ejemplo sirve para captar el punto de vista emocional medido en la “sacrificada” ecuación comercial.

Años después, más de lo mismo sucedió con sus coterráneos. El Atlético de Madrid, que en épocas muy recientes decidieron emular la inteligente decisión del mandatario merengue para optar a una continuidad deportiva, decidió desprenderse en pleno auge institucional de Diego Godín y Antoine Griezmann. Una cierta manera de reflejarse en el desapego que la entidad de Chamartín había tenido con dos de sus históricos números “7”.

Hoy, en este turbulento presente que nos condiciona para interpretar el inmediato mañana, el FC Barcelona se encuentra ante un panorama de cierto parecido. El nombre de Lionel Messi aparece ahora como moneda de cambio para alcanzar un nuevo estatus de impermeabilidad a unos directivos desesperados por asirse a la continuidad de un brillante negocio.

La visión de Florentino Pérez y de Enrique Cerezo fueron, y son aún hoy, el resultado de una vida forjada en la profesión mercantil, y es entonces cuando uno se pregunta qué es Josep Maria Bartomeu. En un mundo basado en la venta de cromos para el exitismo de una empresa, valorar a unos significa dejar al descubierto a otros.

A Lionel Messi lo pretenden clubes importantes, con considerable poder económico y trascendencia deportiva que pueden satisfacer al astro argentino para unirse a sus filas, sin embargo, esto sólo se presenta en la lectura de papeles escritos afuera de su majestuosa residencia de Casteldefells.

Allí, en lo alto de la montaña y con vistas al Mediterráneo, lo que “La Pulga” entiende por felicidad se encuentra en cada rincón de su morada y en cada momento que pasa junto a su familia. El fútbol y lo que se mueve a su alrededor es una cosa que él entiende, la vida real es otra muy diferente, y Messi lo sabe.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!