Horarios

MARTÍN ONTI: Arbitrajes y Polémicas

MADRID, España.- Podríamos considerar, como explicación justificatoria, que dentro del glamoroso ambiente del fútbol profesional, los árbitros recelan de los jugadores y pretenden tener algo de reconocimiento en la fama que deviene de estar expuestos en un entorno tan particular como es, en la actualidad, el deporte más popular del planeta.

Imagino que no es fácil estar rodeado de estrellas todo el tiempo y ser nada más que unos simples elementos secundarios que trabajan para el brillo personal de otros. Estar a la sombra de los protagonistas principales, los futbolistas, podría ser el motivo de esa frustración que sería la causa de ese autoritarismo que algunos colegiados dejan ver sobre un terreno de juego.

Athletic se sale con la suya y detiene al Barcelona

Si no es así, esta es la más simple de las explicaciones que, se me ocurre, podría provocar esa actitud tan altiva con que dirigen algunos partidos, o al menos cómo han dirigido los dos encuentros más importantes de esta ida de octavos de final de la Copa del Rey. Uno jugado en el Santiago Bernabéu entre el Real Madrid y el Sevilla, y el otro en San Mamés, donde se enfrentaron el Athletic de Bilbao y el Barcelona.

Antonio Miguel Mateu Lahoz y David Fernández Borbalán parecieron haberse puesto de acuerdo en resaltar sus personalidades por sobre el resto de figuras, en Madrid y Bilbao respectivamente, a costa de llamar la atención con pésimos arbitrajes que dejan retratado sus flojas actuaciones en detrimento justamente de los equipos visitantes… Vaya casualidad para que de allí provenga la sospecha.

Desde el análisis general de ambos cotejos, lo grueso podría servir para aceptar por parte de ellos sus culpas y con el paso del tiempo exonerar sus errores. Sin embargo, en lo fino de dichos partidos, se nos ocurre comparar el juego de exhaustos 90 minutos repartidos en dos tiempos de 45 cada uno, y dudar que si en los primeros 45 se canaliza un resultado favorable, es muy factible que los segundos sólo sirvan para conducir un cotejo a un final conciliado desde la inteligencia táctica y administrativa del juego.

Quizás sólo haya sido una coincidencia de esas que raramente se cruzan en una misma serie eliminatoria, o quizás sólo el fervor del aficionado, de los jugadores y de las directivas visitantes que hayan visto lo que podría no haber sido pero que terminó siendo porque, en el fondo, esto se trata de haber ayudado con sus decisiones Mateu Lahoz al Real Madrid y perjudicado Fernández Borbalán al Barcelona.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!