Horarios

Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Paco Alcácer

Martín Onti: 500 minutos

BARCELONA, España.- En realidad es un minuto más, pues son 501 minutos oficiales los que Paco Alcácer ha disputado en el Barcelona desde su arribo a la entidad culé procedente del Valencia. Esa cantidad de tiempo sin marcar goles suena a catástrofe para un goleador si no ha caminado hacia el fondo de la portería a recoger el balón producto de una anotación suya. 
 
Muy doloroso puede ser el fracaso que siente un futbolista como él, más aún teniendo en cuenta que al centrodelantero valenciano se le contrató precisamente para llevar a cabo una función que le condena a la frustración personal por no cumplirla. 
 
 
Para comprender el estado de este traumático presente de Paco Alcácer en el club catalán, no deberíamos abstraernos del inicio de la negociaciones que dieron con el centrodelantero en Can Barça, pues son varios los vectores de análisis que nos llevan a entender que la contratación del ariete de Torrent, ha sido un sin sentido por parte de quienes estaban en condiciones de evaluar los pro y contra que tendría su llegada al Barcelona para fortalecer su línea ofensiva.
 
El Barça, teniendo a Munir El Haddadi en la posición de suplente de lujo para sus atacantes titulares e inamovibles –Messi, Suárez y Neymar- y sin costo extra alguno, otro que la ficha correspondiente que no era ni cercana a la actual de Paco Alcácer, se empeñó en conseguir un delantero con atributos muy lejanos a los que el característico juego del equipo demanda, y que Munir sí tenía. 
 
El Haddadi cabía en el sistema culé a la perfección, conocía el mecanismo de la propuesta blaugrana, podía tirarse a bandas sin perder protagonismo, y era un elemento formado en La Masía. Alcácer es sólo un hombre de punta, un jugador de ataque en posición centralizada que aporta muy poco cuando desaparece de su zona de confort, esa que aman los ‘killer’ como él y que extrañan cuando viven alejados de ella.
 
 
Pero esta explicación pierde solidez al comprender que para llegar a esta realidad se tuvo que haber atravesado las santificadas decisiones del alto mando culé, de aquellos señores de pantalones largos y de chándal que ostentan mayor experiencia y autoridad, desde escritorios y banquillos, como para permitirse errar de manera tan clamorosa como sospechosa.
 
Culpas es lo menos que podemos achacarle al ex del Valencia, porque a esa rendición de culpas y deudas se las deberíamos pedir a Luis Enrique Martínez, Josep Maria Bartomeu y Robert Fernández, entrenador, presidente y secretario técnico del FC Barcelona… en ese correspondiente orden de responsabilidad por los hechos que hoy condenan a Paco Alcácer.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!