Martín Onti: ¡280 millones de euros!

MADRID, España.- Alguien debe intervenir, aún sabiendo que de poca utilidad será interponer un simple bosquejo a la fortaleza de un dibujo que crece de manera desproporcionada en la relación que genera el fútbol contemporáneo con el entorno mundial. No hablo de la faceta lúdica, esa de la que disfrutamos tan a gusto quienes amamos el juego, sino del desalmado mercantilismo que lo conduce inexorablemente a la imprudencia demencial. 

Citar siquiera cifras estratosféricas por la compra de un futbolista, de un atleta como Kylian Mbappé en este caso, se me ocurre un verdadero despropósito humanitario. La cantidad filtrada de una supuesta oferta del Real Madrid por el delantero galo del PSG dada a conocer -280 millones de euros- que se dice podría ser incluso mayor y superar los 350 millones de la divisa europea en esta operación, no habla más que de un punto que debería ser el de la inmediata recapacitación.

Entiendo, creo que todos entendemos, lo que significa el fútbol en el absoluto de nuestra época. Comprendemos perfectamente el objetivo de un negocio que necesita de ganancias porque para ello está diseñado, pero, todo debe tener su límite para que el desborde no sea el camino más corto al caos, y que conste que no sólo hablo del mental.

Ya cuando se pagaron 220 millones de euros por Neymar Jr., sólo un par de temporadas atrás, nos preguntábamos con la boca entreabierta si la barbarie no era imprudencia, si nuestro silencio no era complicidad dejando que la bofetada sin mano se escuchara en el último confín de la tierra.

Ante el rumor de tamañas cifras, aunque si el río suena es porque agua trae, los números meten la insensibilidad en el cuerpo. No se puede considerar aceptable que enfermizas sumas de dinero en el deporte para la compra de una esclavitud moderna, sea el motivo para cercenar nuestro pensamiento. Bajo el concepto de solidaridad con el prójimo, más no sea en su nivel más elemental, algo se debe hacer para poner freno a este sinsentido.

Ni Neymar debió costar 220 millones, ni Mbappé debería rondar los 280 que, se dice, Florentino Pérez estaría decidido a desembolsar por el francés. ‘Todo en su medida y armoniosamente’ dijo una vez un General argentino, a lo mejor esa escueta y significativa frase deba ser la que habría que respetar llegado este momento. 

El mutismo, hasta ahora, no ha sido nada eficaz. Las lesiones de Lionel Messi y de Cristiano Ronaldo jugando cada 72 horas, por destacar lo más ‘identificable’, nos lleva a una reflexión que se origina precisamente en este tópico… de allí deviene el lógico y acertado razonamiento de aquel viejo General.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!