Horarios

Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Mar.Oct.13 12:00 AM EDT
Mié.Oct.14 12:00 AM EDT

La marcha de Isco pudiera hacer que James Rodríguez decida quedarse en el Real Madrid

MADRID, España.- James Rodríguez está recibiendo constantes ofertas del exterior ante los pocos minutos de los cuales dispone en el Real Madrid y su disgusto por la suplencia. El nuevo dueño del Inter fue a ver personalmente a Florentino Pérez y le preguntó por él, pero ¿qué quiere James?
 
El atacante colombiano quisiera quedarse en el Madrid si encuentra el espacio que desea, algo que ahora mismo parece complicado. No sólo tiene que competir con la BBC, sino también con Lucas Vázquez, Isco, Kovacic y con cualquier jugador que opere en su área de influencia.
 
La clave para que no acabe marchándose puede estar, curiosamente, en la posible salida de Isco. El atacante malagueño es otro que no desea seguir siendo plato de segunda mesa, su contrato vence en el 2018 y ha rechazado hablar con el club acerca de su renovación.
 
 
 
 Si el Madrid decide vender a Isco este verano para que no se vaya gratis después del Mundial, entonces James tendría un rival menos y dadas las recurrentes lesiones de Bale y las rotaciones que Zidane puede instaurarle al tridente titular, ser la cuarta pieza de ese ataque y jugar con cierta regularidad pudiera hacerle pensar dos veces su futuro.
 
A James le quedan tres temporadas más en su contrato y a menos que se vaya a equipos muy puntuales (uno de los grandes de la Premier League, el Bayern, la Juve, el Inter) es prácticamente improbable que pueda negociar un salario tan alto como el que cobra en el Madrid, 7.7 millones de euros al año.
 
En enero James meditó mucho irse o quedarse, pero decidió probar hasta el final de la temporada a ver si se producía alguna mejora en su situación. Un cierto avance ha ocurrido, pero otras estrellas necesitan alinearse para que vuelva a tomar la misma decisión en el verano.
 
 
 
“Siempre que me dan oportunidades intento hacer cosas buenas. Quiero estar aquí siempre. Hay que tener claro que en la vida y en el fútbol tampoco se sabe lo que va a pasar, pero me quiero quedar aquí”, dijo este sábado tras el triunfo del Real Madrid ante el Eibar.
 
La voluntad existe, pero Zidane ha demostrado que no puede prometerle más minutos de los que la cancha lo obligará a darle. Jugar en el Real Madrid es un orgullo para cualquier futbolista y la decisión de irse a veces es muy difícil de tomar, pero James tendrá que aprovechar los próximos meses para ponerlo todo en una balanza y decidir qué hará consigo mismo.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!