Horarios

El Real Madrid salva el empate ante la Real Sociedad

MADRID, España.- Un tanto en el último minuto de Vinicius evitó la derrota del Real Madrid en el estadio Alfredo di Stéfano, tras un extraño movimiento táctico de Zinedine Zidane para iniciar la segunda parte, convirtiendo a Casemiro en tercer central y encontrado el castigo en el tanto de Portu para una Real Sociedad que deja al equipo blanco ante una final en el derbi del Metropolitano.

 

Responder a la obligación no es una labor sencilla. Da igual de donde vengas, la dinámica con la que encares un duelo de altura. La presión aumenta y la sensación de caminar sobre una semana decisiva es compleja hasta para un equipo que creció en la adversidad como el Real Madrid. Con un gen especial para superar las situaciones más complejas pero que, en esta ocasión, solo le dio para salvar un punto a la desesperada. Tras pagar caro un movimiento táctico estéril.

Y eso que reconstruido en autoestima había dominado con autoridad el primer acto para rebajar virtudes de una Real Sociedad que no le quedó otra que instalarse en su terreno y buscar la velocidad de un futbolista en racha como Isak. Con menor posesión de la que es habitual para el equipo de Alguacil. Echando de menos al futbolista que porta su bandera en la medular, Mikel Merino, y el acierto en los últimos metros donde no eran capaces de superar la firmeza de Nacho y Varane.

Zidane, acusado en el pasado de inmovilismo táctico, comienza a manejar varios sistemas por partido. Cuando menos piezas dispuso, más agitó la coctelera táctica. Mantuvo a Isco de inicio a costa de Vinicius. Dos titularidades consecutivas a un futbolista que se daba por perdido para reforzar el centro del campo. Una muestra continua de calidad cada vez que entró en contacto con el balón. Leyendo bien el fútbol, filtrando pases de calidad pero sin físico para todo el partido.

VIDEO: El renacido Bale acerca a Mbappé al Real Madrid

Al Real Madrid le falta pegada y tarda en encontrar el premio a sus fases de dominio. Sin Benzema se agrava. La tuvo Mariano, que no negocia esfuerzos y va a la guerra por cualquier balón que le pueda acercar al gol, pero se estrelló con el travesaño al pase picado de Lucas Vázquez. El rechace dejó la oportunidad a Marco Asensio que sigue con poco gol y acarició el poste. Se había roto el partido tras veinte minutos de tanteo. Con Courtois seguro a un centro chut de Gorosabel y Remiro firme ante un latigazo de Modric.

El larguero había aparecido de nuevo a un cabezazo de Varane y Casemiro buscaba el gol con dos disparos que mostraban donde estaba instalado el Real Madrid. El peligro lo representaba la opción de contragolpe que aceptó la Real Sociedad donde Isak desafiaba a todos sin freno. Faltó acierto en el último pase como para instalar el miedo en el rival.

El inicio de la segunda mitad fue cuando la Real se acercó a su identidad. Adelantó metros y al ritmo que marcó David Silva, castigó el cambio de dibujo de Zidane. Retrasó a Casemiro como tercer central y dejó bandas libres a Lucas y Mendy para aumentar peligro por bandas. Lo que le dio equilibrio en partidos pasados, le empujó al abismo en esta ocasión.




Tras una duda en una salida de Courtois con intento de chilena de Monreal, el Real Madrid quedó condicionado por dos agujeros a espaldas de sus carrileros. La firmeza de cuatro partidos sin encajar gol se derrumbó de golpe. Monreal puso un buen centro y encontró el testarazo del más pequeño, Portu, a la escuadra.

Todo le salió al revés de lo que había dibujado en su cabeza Zidane. El gol castigó la falta de retorno de los dos jugadores de banda, con los centrales anclados ante un rival con tres delanteros. Y el castigo pudo ser peor si Varane no hubiese salvado el segundo en pleno desconcierto con pérdida de Courtois con Nacho en salida de balón. El tanto llevaba al límite a un Real Madrid que solo le quedaba la heroica para no despedirse de la Liga.

Para el intento aparecía la apuesta por la juventud con la entrada de golpe de Vincius, Rodrygo y Hugo Duro arriba. No tiene más Zidane. Kroos buscaba la escuadra en la primera, Casemiro perdonaba en el área chica con un cabezazo plácido y Duro cabeceaba arriba. Los centros laterales exigían a la defensa de la Real, que se armó en su terreno con cambios defensivos de su técnico. Rodrygo chutó cerca del poste y el asedio encontró el premio en el minuto 89. En el enésimo centro desde banda llegó el tanto de Vinicius, como no de rebote, chutando a un rival que desvió la trayectoria.

En esa locura en la que se instala el Real Madrid cuando siente todo perdido, hasta pudo llevarse el partido en una acción final de Nacho que remató el canterano Hugo Duro. Le falta gol como para remontadas al equipo de Zidane que cae al tercer puesto y solo le vale ganar el derbi en casa de un Atlético que toma cinco puntos de ventaja y con un partido menos.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!