Horarios

Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST

El Real Madrid lleva dos derrotas seguidas y tiene el miedo metido en el cuerpo

MADRID, España.- El Real Madrid cayó este miércoles por segundo partido consecutivo luego de que el Celta de Vigo ganó en el Santiago Bernabéu 2-1 en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. Antes habían perdido en Sevilla por la liga en el encuentro donde se cortó la racha de 40 partidos invictos.
 
 
“Son como los autobuses, esperas horas por uno y llegan dos a la vez”, dijo un diario inglés sobre los más recientes acontecimientos en la casa blanca. Justo como en su homóloga de Washington, un cambio trascendental está ocurriendo por estos días: de un estado de éxtasis a uno con muchas dudas.
 
 
Zidane sabía que más tarde o más temprano una derrota llegaría, pero nunca pensó que serían dos en línea, pues el palo psicológico se multiplica exponencialmente. El Madrid no sólo tiene al Barça respirándole sobre la nuca en la liga, -como casi siempre ocurre-, ahora también tiene muy cerca el aliento del propio Sevilla.
 
Más concretamente, desde que Cristiano Rolando recogió el premio THE BEST, otorgado por la FIFA al mejor jugador del año 2016, el Real Madrid ha perdido el sendero de la victoria. Vaya momento para dárselo, dirán en el Bernabéu, ¿o será que el jugador más influyente de la plantilla merengue aún está en una nube con sus premios y no ha aterrizado de vuelta en la cancha?
 
 
Ahora el Madrid, para recuperarse de este doble palo, no puede mirar demasiado hacia el futuro, sino concentrarse apenas en el próximo partido. El Málaga llega al Bernabéu este sábado, pero saltará a la cancha con doce jugadores. Ese, el que sobra, será la incertidumbre que ahora mismo forma parte de la plantilla merengue.
 
 
Luego, no menos complicada, será la visita al Celta en la vuelta de la Copa, donde el muy astuto equipo del Toto Berizzo morderá donde más le duele al Madrid, a la contra. Así los liquidó en el Bernabéu este miércoles.
 
Aunque el Madrid tiene un partido pendiente ante el Valencia, hasta que no lo disputen, -si lo ganan-, no podrán volver a sentir el colchón cómodo en la punta de la liga. Estas dos derrotas han tenido un profundo efecto en el Barça, el alivio mental de ver al rival enredado, frustrado y con los pies otra vez sobre la tierra.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!