Horarios

Sáb.Abr.04 12:00 AM EDT
Mar.Abr.07 12:00 AM EDT
Mié.Abr.08 12:00 AM EDT
Vie.Abr.10 12:00 AM EDT
Sáb.Abr.11 12:00 AM EDT

El Mallorca fue la tormenta perfecta para un irreconocible Valencia

MALLORCA, España.- El Mallorca consiguió este domingo una convincente victoria (4-1) balo la lluvia en Son Moix ante un Valencia irreconocible que jugó casi toda la segunda parte con diez por la expulsión de Dani Parejo.
 
Los goles mallorquinistas fueron obra del croata Ante Budimir, en dos ocasiones, Antonio Raillo y Dani Rodríguez. Ferrán Torres, que había entrado por Denis Cherishev en el minuto 43, marcó el gol valencianista.
 
Los valencianistas estuvieron totalmente desaparecidos en Palma y fracasaron en toda la regla en su objetivo de escalar posiciones y acercarse hasta puestos de la Champion League. El triunfo, primero en los dos últimos meses, rescata a los bermellones de la zona de descenso de manera provisional a la espera de lo que haga el Celta en el campo del Athletic Club de Bilbao.
 
El Valencia decepcionó después de que su técnico, Albert Celades zanjara el debate inicial en la portería dando continuidad a Jaume Domenech, uno de los señalados por la derrota ante el Real Madrid en la Supercopa. El entrenador catalán, alineó en el eje de la defensa a Mouctar Diakhaby en el sitio del lesionado Ezequiel Garay, y arriba situó a Kevin Gameiro y Maxi López ante la ausencia del lesionado Rodrigo Moreno.
 
El dibujo de los valencianistas en Son Moix fue un clásico 4-4-2, buscando romper por las bandas con la velocidad de Denis Cheryshev, que fue sustituido por Ferrán Torres en el minuto 42, y Carlos Soler. Pero, ese esquema no funcionó. El gol primer mallorquinista llegó tras una falta directa ejecutada por Salva Sevilla que pilló totalmente desprevenida a la defensa valencianista.
 
El central Antonio Raillo cabeceó con absoluta comodidad para poner en ventaja a su equipo. La falta previa que dio origen al gol bermellón fue obra de Dani Parejo, que se perderá el próximo partido ante el FC Barcelona en Mestalla. El Valencia no se encontraba bajo la lluvia en Son Moix.
 
Lento, sin ideas, quedó muy rápido a merced de un Mallorca que aumentó su ventaja con un gol del croata Ante Budimir, el séptimo de su cuenta particular. En apenas 22 minutos, los bermellones ya ganaban por 2-0, un marcador que no esperaban ni los más optimistas, teniendo en cuenta el rival que tenía enfrente y la delicada situación del equipo en la tabla.
 
La fiesta de los baleares se acentuó con el segundo gol de Budimir tras una jugada de tiralíneas del equipo de Vicente Moreno. Muchos aficionados tuvieron que restregarse los ojos para dar crédito al rotundo 3-0 que reflejaba el marcador al término de una primera parte.
 
El espectacular primer tiempo del Mallorca dio la razón a su técnico, que sorprendió de inicio dejando en el banquillo al japonés Take Kubo, titular en los últimos partidos. Apostó por una dupla inédita en el ataque formada por el colombiano Juan Camilo “Cucho” Hernández y el croata Ante Budimir. También renunció al esquema de tres centrales que había utilizado en los últimos partidos y volvió al 4-4-2 de siempre.
 
El resto del bloque bermellón fue el habitual y el primer refuerzo del mercado de invierno, Alejandro Pozo, esperó su oportunidad en el banquillo. Celades buscó dotar a su equipo de mayor profundidad en la reanudación, pero la expulsión de Dani Parejo por doble amonestación (min. 50), muy rigurosa, trastocó todos sus planes.
 
Los valencianistas buscaron milagro de remontar un 3-0 con diez jugadores en 40 minutos, pero enfrente tenían a un Mallorca desatado y con todo a su favor. Dani Rodríguez marcó el cuarto tanto mallorquinista y Ferrán Torres cerró el marcador en los minutos finales, aunque Budimir pudo poner el broche a oro a su gran actuación con un triplete, pero erró en su disparo final.
 
La expulsión de Parejo fue una rémora para el conjunto “che” y facilitó una actuación memorable de los bermellones, que tardarán en olvidar un partido redondo para sus intereses.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!