Horarios

El Barcelona dice casi adiós a LaLiga tras empatar ante el Levante

VALENCIA, España.- El Barcelona desaprovechó una ventaja de dos goles lograda en la primera mitad y acabó empatando (3-3) ante un Levante que no se jugaba nada en el torneo y que fue capaz de desnudar las carencias culés en una segunda mitad loca.

El partido arrancó con una ocasión clarísima para Pedri. De Jong le ganó el cuerpo a cuerpo a un defensor levantinista casi en la línea de fondo y vio la llegada del canario dentro del área, este remató de primeras y su disparo se marchó rozando el palo de la meta defendida por Aitor Fernández. 

Mismos protagonistas, Pedri y De Jong, que en el minuto 4. El neerlandés engañó a Duarte en la línea de fondo, se giró, vio la llegada de su colega y le cedió de nuevo el esférico para que definiera a placer, pero esta vez fue el arquero quien, con buenos reflejos, evitó el primer tanto del equipo azulgrana. 

El Barcelona había arrancado como un tiro el partido, consciente de lo mucho que se jugaba, pero pronto dejó de apretar el pedal del acelerador y el Levante comenzó a encontrarse sobre el césped de su estadio. 

Morales disparó por vez primera a la meta de Ter Stegen en el minuto 16 para culminar un ataque a balón parado, pero su zurdazo se marchó muy alto. Los "granotas" eran conscientes de que Dembélé no es carrilero y muchos de sus ataques llegaron por banda izquierda. 

Pero justo cuando el partido estaba en tierra de nadie, apareció el de siempre, Lionel. Jordi Alba colgó un centro al área, el defensa Miramón lo peinó hacia atrás en un intento de despeje y Messi, libre de marca en el segundo palo, lo empaló a la red con una magnífica volea. 

El argentino apenas había aparecido en este primer intervalo del partido, pero su zurdazo en el 25' bastó para poner el 0-1 en el electrónico. 

Un gol que espoleó de nuevo a los "culés", que en cuestión de dos minutos pudieron sentenciar. Primero Jordi Alba en el 27', cuando conectó una volea a pase de Messi; y poco después el propio Leo con un zurdazo desde la media luna marca de la casa, aunque su remate se marchó fuera. 

Eran buenos minutos para el Barça y los de Koeman lo aprovecharon. Pedri había fallado dos ocasiones muy claras y no erró una tercera. 

La jugada nació en las botas del "10", quien vio el desmarque de Dembélé al espacio. Y allá que fue el balón para que el francés apurara línea de fondo tras una gran carrera y cediera atrás, como antes había hecho De Jong, hacia la llegada de Pedri, que esta vez no perdonó y anotó con un pase a la red con la zurda en el 33'. 

Un 0-2 que distanciaba a los de Koeman en el marcador, con el que se llegaría al descanso sin más oportunidades. 

En la reanudación, Koeman retiró a Araujo y dio entrada a Sergi Roberto y pasar a defensa de cuatro le sentó fatal al Barça. En el minuto 50 Roger avisó con un tímido cabezazo y, en cuestión de tres minutos, el Levante logró un empate increible. 

El Barcelona venía sufriendo en las segundas mitades de muchos encuentros (Getafe, Villarreal, Granada) y el equipo granota se lo recordó en un visto y no visto. 

En el minuto 56' Melero anotó el 1-2 tras un gran cabezazo en el segundo palo a centro de Miramón desde la banda derecha, y solo tres minutos después Morales, con una tremenda volea, empataba el partido para decepción de los "culés".

El gol, además, vino tras un error de Messi en el pase, que permitió a Roger y a Morales hacer una pared para que el atacante del Levante pudiese anotar. 

La debacle se mascaba, se veía venir una remontada histórica, pero Dembélé se encargó de echarla por tierra con otro golazo en el 63', cuatro minutos después del fugaz empate. El francés recogió un pase de Griezmann dentro del área y conectó un gran derechazo para batir a Aitor Fernández y volver a poner en ventaja a los de Koeman. 

Pero el gol pareció no tranquilizar al Barça, quien claramente dio un paso atrás y fue el Levante quien buscó insistentemente el nuevo gol del empate. 

Paco López, técnico del conjunto local, dio entrada al delantero Sergio León en busca de sangre nueva en su parte ofensiva y la sustitución surtió efecto, cuando en el minuto 82 Toño centró raso y el atacante metió la puntera para adelantarse a Piqué y empatar a 3. ¡Qué locura de partido!

El Barcelona solamente tenía 10 minutos por delante para buscar el triunfo pero el gol no llegó y el equipo certificó una nueva debacle, esta vez lejos del Camp Nou. El Levante fue capaz de anotarle tres goles en la segunda mitad y, con el empate, los azulgrana se sitúan en segundo lugar de la tabla con 76 puntos, a uno del Atlético de Madrid (con un partido menos). 

Dice, por tanto, casi adiós a LaLiga, puesto que un triunfo del equipo colchonero les separaría a cuatro puntos a falta de seis. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!