Horarios

Barcelona y Atlético empatan y el Real Madrid ya se frota las manos

BARCELONA, España.- El Barcelona y el Atlético de Madrid no pasaron del 0-0 en el Camp Nou y le dejaron LaLiga en bandeja al Real Madrid, que en caso de vencer al Sevilla será el nuevo líder de LaLiga. La primera mitad fue para los colchoneros y la segunda para los culés, pero no fue el día de los delanteros. 

El Atlético fue muy superior en el primer tiempo al Barcelona. Como viene demostrando el conjunto azulgrana en las grandes citas de la presente temporada, nunca puede sobreponerse al plan de su oponente si este es de gran estatus (Juventus, PSG, Real Madrid) y los colchoneros disfrutaron de las mejores ocasiones. 

En el minuto 2 Lemar avisó con un derechazo que atajó en dos tiempos Ter Stegen, a la postre el mejor jugador "culé" en los primeros 45 minutos. 

El alemán fue el héroe de un Barça que mereció marcharse al descanso en desventaja, pues el equipo del "Cholo" dispuso de hasta cinco ocasiones claras de gol. 

La primera fue para Correa en el 18' tras un centro raso de Carrasco. El argentino se adelantó al marcaje de Lenglet y consiguió rematar con la zurda, aunque el francés le incomodó y acabó rozando el disparo. 

La segunda, en el 32', para Marcos Llorente, quien finalizó con la zurda desde dentro del área tras un nuevo pase de Carrasco, quien volvió loco a Mingueza a base de carreras y slaloms. 

La tercera, para Luis Suárez solo un minuto después. El uruguayo, que dejó las amistades a un lado desde que comenzó el choque, apuró línea de fondo y probó a Ter Stegen, quien estuvo atento al primer palo y repelió el chut del delantero. 

La cuarta fue para Carrasco, uno de los hombres de la primera mitad, quien de nuevo por banda izquierda se internó en el área y se sacó un buen remate que obligó, de nuevo, a Ter Stegen a intervenir. 

Y la quinta y quizás la más clara, fue para el central Felipe a la salida de un córner. Correa cedió en corto a Llorente, quien la puso de primeras al punto de penal donde venía en carrera el defensa, que remató de primeras y libre de marca para enviar el balón por encima del larguero del arquero germano. 

El Barcelona apenas se reconocía sobre el verde y dio un paso atrás con la lesión de Busquets, quien se retiró del campo tras un golpe fortuito con Savic en un balón dividido. 

Hasta que en el tramo final apareció Messi, pero tampoco fue suficiente. El argentino recordó al de sus inicios con una jugada "marca de la casa". Recibió en el medio campo, se marchó de Saúl, luego de dos rivales más y finalmente de otros dos, un total de cinco, para probar a un Oblak que había pasado desapercibido. 

El esloveno se estiró como en él es habitual y rozó el disparo con los dedos para enviar el balón a córner en el que hubiera sido el gol de la jornada. 

Pero nada más de un Barça muy decepcionante, quien no tuvo respuesta para el plan inicial del "Cholo" Simeone, que también tuvo que hacer una sustitución por lesión: se marchó Lemar y entró Saúl. 

El segundo tiempo arrancó con mucho ritmo y con dos ocasiones clarísimas, una para cada equipo. Koeman retiró al descanso a Mingueza y dio entrada a Araujo, que bien pudo adelantar al Barça en el marcador de no ser por Lenglet, quien le robó un balón perfecto de Messi al corazón del área tras una falta directa. 

Pero solo un minuto después fue el turno para Luis Suárez, quien empalmó una potente volea desde fuera del área que obligó a Ter Stegen a estirarse para enviar el balón a saque de esquina. 

El Atlético de Madrid no inició la segunda mitad con la misma convicción que la primera y el Barça poco a poco fue atesorando más balón, madurando más las jugadas y pudiendo instalarse en tres cuartos como más le gusta y como no pudo en la primera parte. 

Y fruto de ello pudo atacar como sabe Jordi Alba, apareciendo en carrera por banda izquierda y centrando raso al corazón del área, en su típica jugada con Messi. Pero en el minuto 61 no fue el argentino quien esperaba en el área de castigo, sino Ilaix, que remató de zurda en una posición inmejorable, aunque Hermoso estuvo atento y metió la pierna para enviar el chut a saque de esquina. 

Un córner que acabó con un centro con la pierna derecha al área de Messi que remató de cabeza Piqué, pero Ter Stegen atajó en dos tiempos el remate del defensa. 

El Barcelona se estaba adueñando del partido como no había podido hacer todavía y en el 66' Oblak volvió a aparecer para despejar una falta directa de Messi. El argentino probó un centro-chut y el esloveno se estiró al palo largo para evitar el primer gol del duelo. 

Por fin los azulgranas se pusieron el mono de trabajo en busca del gol que les diera el liderato y lo consiguieron en el 69', aunque fue anulado por fuera de juego. Jordi Alba centró y Araujo cabeceó a la red, pero el central se encontraba en fuera de juego claro. 

El equipo de Koeman no quería empatar el partido y en el 84' pudo conseguir los tres puntos en una de las ocasiones más claras del partido. Jordi Alba volvió a apurar la línea de fondo, colgó un centro medido al segundo palo y allí apareció Dembélé en carrera, pero su cabezazo libre de marca se marchó por encima del larguero de Oblak. 

Con el empate final, el Atlético de Madrid sigue líder de forma momentánea con 77 puntos; mientras que el Barça se queda en segundo lugar con 75. Con 74 está el Real Madrid, tercero, pero con un partido menos. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!