Horarios

Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Barcelona arrolla 6-1 al Sporting Gijón y traslada toda la presión al Real Madrid

BARCELONA, España.- La goleada 6-1 que le endosó el Barcelona al Sporting Gijón sirvió a los azulgrana para reconciliarse con su afición después de la espantosa imagen que dejó ante el Leganés, y también para trasladar toda la presión al Real Madrid al servirse de estos tres puntos para colocarse provisionalmente líderes en la clasificación. 

Gracias a Messi, que sería sustituido en el 60', y un gol en propia puerta, se colocaron rápidamente 2-0 los catalanes; luego se relajaron, descontó el Sporting y volvieron a acelerar los de Luis Enrique para, con goles de Luis Suárez, Alcácer, Neymar y Rakitic, sentenciar una victoria que les permite asaltar momentáneamente el liderato de La Liga de España (el cuadro blanco disputa a continuación su partido frente a Las Palmas).

 

SORPRESA EN EL ONCE

Sorprendió nuevamente Luis Enrique de inicio. Cambió su dibujo táctico jugando con tres centrales (Umtiti, Mascherano -que volvía tras ser dado de alta este mismo miércoles- y Jordi Alba) aunque en tareas defensivas Sergio Busquets se situaba haciendo pareja con el francés y desplazando al argentino al lateral derecho.

En ataque sumó más hombres en el centro del campo, dominando el encuentro prácticamente desde el pitido inicial. Los azulgrana movían y removían el cuero de lado a lado, generando los espacios, desgastando a una defensa asturiana que, preocupada de permanecer junta, no se aplicó con esmero en el envío en largo previo al 1-0, tanto que llegaría a los nueve minutos. 

La conexión argentina funcionó a las mil maravillas. Mascherano levantó la cabeza, detectó las intenciones de su compatriota Lionel Messi y le puso un regalo más que un pase a su desmarque de ruptura. El 10 atisbó la media salida de Cuéllar y, sin dejar que cayera el cuero, conectó un remate de cabeza con la parábola suficiente para salvar la estirada del arquero. Diana número 21 de Messi en Liga.

Dos minutos después, la mala suerte se cebó con la defensa del Sporting en el 2-0. Neymar sirvió a un Suárez que buscó la espalda de su par, se fue quedando sin ángulo el uruguayo hasta que se sacó un disparo desviado que impactó en el defensor Juan Rodríguez y se introdujo en el arco. 

RELAJACIÓN, ACCIDENTE Y RESPUESTA 

Se relajaron los azulgrana después de verse 2-0 a los 11 minutos y dejaron crecer al Sporting en el partido. Y vaya si lo aprovecharon. Burgui encontró la profundidad en la carrera de Sergio Álvarez, quien cruzó ante la salida de Ter Stegen. Su remate impactó en el poste y el rebote lo aprovechó Carlos Castro para descontar en el 21'.

El 2-1 enrabietó a los azulgrana, que volvieron a pisar el acelerador y seis minutos después de encajar el gol volvieron a recuperar la diferencia de dos dianas en el marcador. Esta vez sí, Luis Suárez fue el autor del gol, y qué gol. El uruguayo cazó un mal despeje de la zaga conectando una volea imparable para Cuéllar. 

Dejó Suárez su puesto en el verde en el descanso y en su lugar entró Paco Alcácer. Y fue precisamente el valenciano quien firmó el 4-1 del Barcelona. Se lo agradeció a un Messi, asistente en esta ocasión, quien le regaló el gol tras recuperar el cuero al borde del área. Poco después, en el 60', sería sustituido también el argentino para darle descanso. Entraría André Gomes en su lugar.

Se aprovechó Neymar de la ausencia del argentino para lanzar una falta en el 66' desde el perfil derecho, más adecuada para un zurdo, pero no le importó y asumió el reto. Superó a la barrera con un disparo colocado que llegó a tocar Cuéllar ya desde dentro del arco.

No sería el último del partido. Rakitic aprovecharía ya el partido sentenciado para hacer buena una asistencia de Sergi Roberto y sacarse un zapatazo a bocajarro para firmar el definitivo 6-1.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!