Barcelona 0-1 Granada, el equipo local contra las cuerdas