Horarios

Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Andrés Guardado recuerda "lo mejor y lo peor" en sus tres Copas del Mundo

CIUDAD DE MÉXICO.- La Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 representa el cuarto mundial para Andrés Guardado, quien ha pasado de tener momentos brillantes y un mal sabor de boca que se recompensa con la experiencia de anotar en una cita mundialista.

El "Principito" se plantó por primera vez en un terreno de juego de Copa del Mundo en Alemania 2006, ahí México terminó por despedirse de la justa tras caer ante Argentina pero fue el inicio del trayecto que podría terminar en el presente año.

"Jugué solo un partido pero fue el más importante. Tenía solo 19 añitos y poca gente me conocía, poca gente confiaba en mí. El recuerdo más bonito es en el vestuario cuando nos dan el equipo titular y viene el entrenador Ricardo LaVolpe y me dice ‘juega como si tuvieras la camiseta del Atlas por debajo -que entonces era mi club-, y hazte de cuenta que estás en el Atlas y juega igual’", comentó el volante del Real Betis de Sevilla para FIFA.com.
 
"Justo lo escucha Jared Borgetti, que entonces era un referente, y dice ‘no Ricardo, déjalo que se de cuenta donde está. Pocos jugadores tan jóvenes han conseguido estar en un partido tan importante a su edad. Que se de cuenta y que lo valore’", agregó.
 
Llegó un proceso mundialista distinto, Sudáfrica 2010 de la mano de Javier Aguirre, un entrenador que no tenía confianza para Guardado, así lo comenta haciendo alusión a uno de los capítulos más difíciles en los tres ciclos donde ha participado: fue titular ante Uruguay en duelo de la fase de grupos, pero sin expliación sustituido para la segunda parte.
 
"Tengo un recuerdo malo, la verdad. Fue un mundial muy extraño para mí. El entrenador (Javier Aguirre) no me tenía toda la confianza y yo me sentía muy bien para jugar. El recuerdo más vivo fue en ese partido contra Uruguay que estábamos peleando por el liderato del grupo. Me da la oportunidad de iniciar y sin explicación alguna, me sacó al medio tiempo y después terminamos perdiendo el partido. Al final calificamos, pero tengo mal sabor de boca de ese mundial. No fue muy grato para mí”.
 
Finalmente, Guardado recordó a Brasil 2014 con un sentimiento incomparable: anotar un tanto en una Copa del Mundo. "Tengo muchos recuerdos muy buenos de ese mundial. Pero si me tengo que quedar con algo, obviamente, es mi gol contra Croacia. Marcar en un mundial es algo especial y lo voy a recordar toda mi vida", comentó.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!