Cuando toda la ciudad se dio cuenta de que ganar la Premier League era posible, el equipo tuvo el mayor respaldo de la historia. ¡Apoteósico!