Los Juegos Olímpicos podrían ser el amanecer para muchos atletas que están llamados a ser las grandes promesas.