Horarios

Su padre, Marcelino, pescador de profesión, fue quien sin saberlo involucraría el amor por el taekwondo a su hija.