Horarios

Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Una familia y un país, por el mismo objetivo

TOKIO, Japón.- Facundo Conte quiere obtener una medalla para la Selección Argentina de voley en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, en busca de repetir o superar lo que logró su padre Hugo en los Juegos de Seúl 1988.
 
No son pocas las historias de hijos que siguen los pasos de sus padres en el deporte e incluso los superan. Pero en esta familia se dio un plus, porque sale de lo común que el hijo transpire la camiseta en busca del éxito y sea su padre quien esté emocionado en el estadio como comentarista de la televisión argentina. Y, así se vivió en un estado vacío por la pandemia a Hugo exaltado de felicidad y emoción, con el hijo que cree que de ninguna manera alcanzó ya la meta y va por la gloria máxima.
 
Hugo fue uno de los jugadores más importantes que haya dado la Argentina, miembro del Salón de la Fama y bronce en los Juegos de Seúl 88, además de cuarto en Sydney 2000. Facundo, tuvo algunos idas y vueltas pero decidió volver al equipo por sentir que había una historia inconclusa y Tokyo le está dando la razón. El jóven declaró sobre su historia familiar: “Poder compartirlo con mi viejo, más allá de la fantasía que pueda crear lo mediático, es hermoso, ¡porque es mi padre! Poder compartirlo con él en un año en el que no pudimos estar cerca, que nadie puede venir a Tokio... Y sin embargo poder verlo y escuchar su voz es hermoso, es hermoso”.
 
Facundo  buscará que la saga de los Conte no sume una tercera derrota olímpica en semifinales y de cara a lo que viene declaró: “Estamos mirando para arriba. No podemos relajarnos, tenemos el jueves el partido más importante de nuestras vidas. Y no para ponernos presión, es el momento de creer, de vendarnos los dedos, muchos de nosotros estamos sufriendo físicamente, pero quedan dos pasitos más, dos pasitos más, no es el momento de mirar para atrás”.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
 
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!