Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Ganó el oro con récord olímpico y se lo dedicó a su abuelo muerto por COVID

TOKIO, Japón.- Ryan Crouser es el hombre de los récords y su propio gran rival. Una vez más, el atleta estadounidense se consagró campeón olímpico en lanzamiento de bala en Tokyo 2020 aunque esta ocasión fue especial.
 
No solo porque hizo un doble récord olímpico al batir por duplicado la marca que él mismo había establecido en Río 2016 sino porque tras consagrarse diagramó un festejo muy especial: emocionado, el lanzador de 28 años le dedicó el triunfo a su abuelo fallecido hace unos meses por coronavirus.
 
“Abuelo, lo hicimos: ¡campeón olímpico 2020!”, escribió este gigante bonachón de 2,01 metros y 145 kilos en un cartel que expuso ante las cámaras y que ya dio la vuelta al mundo mientras celebraba enfundado en una bandera estadounidense y con un sombrero cowboy sobre su pelo largo.
 
 
Algunos minutos antes, Crouser había lanzado la bala primero a 22,83 metros y después a 22,93, la marca que lo consagró y que superó ampliamente a sus números de Río 2016 de 22,52, pero que quedó siete centímetros corta respecto al récord mundial que él mismo ostenta.
 
De todos modos, esta distancia le alcanzó y le bastó para subirse a la cima de un podio que fue idéntico al de los Juegos pasados con su compatriota Joe Kovacs en el segundo lugar y el neozelandés Tomas Walsh en el tercero, un hecho que nunca había sucedido en la historia olímpica en una prueba individual.
 
Una actuación para los libros.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!