Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Fue madre hace cuatro meses y va a jugar una semifinal

TOKIO,Japón.- La medalla que le falta al hockey argentino femenino es la dorada en un Juego Olímpico. Como si fuera una cuenta a saldar, Argentina, de la mano de su exitoso entrenador Carlos “Chapa” Retegui, está en Tokio con esa meta ambiciosa. Y en el camino, dieron un paso importante al vencer a Alemania 3-0 y ahora buscarán el pase a la final ante India, que dio la sorpresa al ganarle a Australia.

Sin embargo, entre las jugadoras que irán por el sueño, hay una historia muy especial. Rocío Sánchez Moccia, quien cumplió 33 años el día del partido ante Alemania, debió hacer un esfuerzo extra para estar en Tokyo 2020. ¿Cómo? Sí, la jugadora fue madre el 10 de marzo de Francesca y no sólo tuvo que dejar a su pequeña de cuatro meses al cuidado del padre y su abuela sino que debió recuperarse de una cesárea en tiempo récord.

Al mes de ser madre, volvió a los entrenamientos, hizo trabajos diferenciados de gimnasia y natación para fortalecer la zona media y los abdominales y logró lo imposible: llegar a los Juegos en un buen nivel y ser determinante en el juego como lo fue ante las germanas. “No soy consciente de todo lo que está pasando. No puedo hablar. Estoy super agradecida de estar acá. A mi novio, a mi mamá, al Chapa y al equipo, que si no fuera por ellos no podría estar acá”, dijo la jugadora de Liceo Naval.

Durante la preparación, en Cariló y en Valencia (España) Roció viajó con su madre y su pareja para que cuiden de su hija y tenerla cerca. Con la semifinal asegurada no hay que dudas que su esfuerzo valió la pena.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Dirige a dos selecciones y convocó a su hija

Canadá y Suecia sueñan con el oro olímpico

Argentina elimina a Alemania en Hockey

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!