Matthieu Reeb, secretario General del Tribunal de Arbitraje Deportivo, indicó que rechazaron la petición del comité olímpico ruso para determinar su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016.