Horarios

Algunas veces los diseñadores se pasan un poquito en cuanto a los colores y los pobres deportistas tienen que sufrir las consecuencias en público.