El Comité Paralímpico Internacional se ciñe al informe McLaren que revela un programa de dopaje de estado