Shelly-Ann Fraser-Price, la reina de los 100 metros, en busca de agrandar su leyenda

KINGSTON, Jamaica.- Shelly-Ann Fraser-Price puede convertirse en una de las más grandes leyendas del atletismo olímpico en Río 2016 si consigue su tercer título consecutivo en la prueba reina de este deporte. Ella fue justamente la monarca de los 100 metros planos en Beijing 2008 y en Londres 2012 y parece que aún no quiere ceder la corona.
 
 
Pero la batalla no será fácil, comenzando por la sorprendente Elaine Thompson, quien la derrotó en los trials de Jamaica al marcar 10.70s, justamente el record nacional que Fraser-Price había implantado en los campeonatos nacionales de selección en el 2012.
 
En este 2016, con 29 años, su mejor registro es el 10.93s que le hizo arribar detrás de Thompson el 1ro de julio en Kingston, crono que no le garantiza incluso ni un lugar en el podio pues varias de sus rivales lo han rebasado con facilidad y en repetidas ocasiones en las últimas semanas.
 
Por eso esta última fase de la preparación será clave para llegar a Río en la forma óptima, aunque sentirse en un ambiente tan familiar como una final olímpica también juega un poquito a su favor.
 
 
A cosas más difíciles ha tenido que acostumbrase en su vida, como la pobreza en su niñez y la falta de auto estima que esto le trajo consigo. Los esfuerzos de su madre fueron claves para dentro de tantas penurias poder colocarla en una escuela con un buen entrenador de atletismo que rápidamente descubrió su energía bruta y la explotó al máximo.
 
    EL OTRO BÓLIDO: Todo sobre Usain Bolt
 
Shelly-Ann Fraser-Price se convirtió en la primera corredora caribeña en ganar los 100m en unos Juegos Olímpicos cuando en Beijing 2008 pasó de ser una desconocida al foco de atención del planeta. Cuatro años más tarde en Londres, además del título en el hectómetro, llegó segunda en la final de los 200m e integró el relevo 4x100m que también consiguió la medalla de plata.
 
 
Es también la actual campeona mundial tras haber conseguido el cetro el año pasado en Beijing, el tercero de su carrera. 
 
El “cohete de bolsillo” (pocket rocket), como la llaman en el mundillo del campo y pista, prefirió no competir en los 200m en Río y reservarse para su prueba predilecta y el relevo corto. Estos puede que acaben siendo sus últimos Juegos Olímpicos y quiere administrar sus energías para sacar el máximo provecho. La leyenda ya está escrita, pero puede seguir agrandándose.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!