Michael Phelps. Foto: Getty Images

Se derrumban los récords mundiales de la natación

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Sarah Sjöström abrió con broche de oro en el segundo día de finales efectuadas en el Estadio Acuático Olímpico. La nadadora sueca no sólo ganó la prueba de 100m mariposa femenino, sino que además impuso nuevo récord del mundo con un tiempo de 55.48, 16 centésimas abajo de la  marca que ella misma había establecido (55.64) durante los Mundiales disputados en agosto de 2015 en la ciudad rusa de Kazán.

La plata correspondió a la canadiense Penny Oleksiak (56.46), en tanto que el bronce fue para la estadounidense Dana Vollmer (56.63).

En la final de los 100m pecho masculino, el británico Adam Peaty se llevó la presea dorada, pero también impuso nuevo récord del mundo 57.13 segundos. Un tiempo que permitió al británico aventajar en 1.56 segundos al sudafricano Cameron Van der Burgh, campeón hace cuatro años en Londres y quien tuvo que conformarse con la plata con un tiempo de 58.69, y en 1.74 al estadounidense Cody Miller, que subió al tercer escalón del podio con un registro de 58.87.

Y para no quedarse atrás en los 400m estilo libre femenino, la estadounidense Kathleen Ledecky pulverizó el récord del mundo para cubrirse de oro.

Ledecky, que en las preliminares se quedó a 34 centésimas de su propia plusmarca mundial, se convirtió en la primera mujer en la historia en bajar de los 3:57, tras rebajar en casi dos segundos el récord del Mundo que ella misma poseía con un crono de 3:58.37 desde agosto de 2014.

Un tiempo que permitió a la estadounidense, de tan sólo 19 años imponerse con absoluta comodidad en la final, tras aventajar en 4,77 segundos a la británica Jazz Carlin, plata con un crono de 4:01.23, y en 5.46 a su compatriota Leah Smith, que se alzó con la medalla de bronce con una marca de 4:01.92.

Con esta medalla Ledecky eleva a dos el número de preseas logrados en Río, tras colgarse el sábado la plata en la final del relevo 4x100 libre.

En la última competencia de la jornada, Estados Unidos se adjudicó el oro en la prueba de 4x100m relevo estilo libre masculino con una gran actucaión del experimentado nadador Michael Phelps.

El cuarteto norteamericano, integrado por Caeleb Dressel, Michael Phelps, Ryan Held y Nathan Adrian, aventajó en 61 centésimas al conjunto galo que tras firmar un crono de 3:10.53, tuvo que conformarse, como ya ocurriera en Pekín 2008, con la medalla de plata.

Completó el podio el equipo de Australia, que gracias a una gran posta final de Cameron McEvoy, logró arrebatar con una marca de 3:11.37 el último escalón del podio a Rusia..

 

 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!