Horarios

Santiago Lange gana el oro tras perder pulmón por cáncer

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Hace un año peleaba por su vida: Perdió un pulmón, pero le ganó la batalla al cáncer. Era difícil soñar que un año después Santiago Lange estaría abrazando a sus hijos en la costa de Río y gritando: ¡oro!

Lange y Cecilia Carranza ganaron la medalla de oro para Argentina en la categoría mixta Nacra 17 de la vela en los Juegos Olímpicos. Argentina se impuso con 77 puntos, uno menos que el medallista de plata Australia. El equipo de Austria se adjudicó el bronce.

"Lo soñé hace muchos, muchos años, y se me dio cuando ni siquiera se pensaba que podía estar en unos Juegos Olímpicos. Es algo maravilloso. Mis hijos fueron nadando hasta el barco, así que, ¿qué más se le puede pedir a la vida?", dijo Lange.

Hace un año sobrevivió al cáncer y se recuperó de una cirugía en la que le sacaron un tumor y en la que perdió un pulmón entero.

A los 54 años, Lange es el medallista de mayor edad en estos Juegos.

Sí, no es común ver a una pareja mixta en los Juegos Olímpicos, pero Lange es un buscador permanente de nuevas metas y encontró en ella a una excelente y talentosa compañera. "No tengo dudas de que Ceci fue la mejor compañera que pude haber tenido para estar conmigo el año pasado. Me motivó todos los días y me acompañó con mucho cariño. Gracias a ella hoy estoy donde estoy", aseguró de quien hoy es, además, una gran amiga.

 

No es común ver atletas que viven los Juegos Olímpicos con tal intensidad, aunque el velista tiene un estilo de vida distinto al resto. "Los Juego Olímpico es simplemente la llegada. A mí me apasionan el entrenamiento, la preparación, cada toma de decisiones. Disfruto el camino y eso hago", señaló.

"Lo que no te mata, te fortalece”. Cuánto conoce Santiago Lange esa frase... Es que en 2015 le diagnosticaron un cáncer de pulmón y fue operado para extraerle el tumor. “Fue una gran enseñanza de vida. Me ayudó a entender los verdaderos valores y focos de energía. Increíblemente, el recuerdo no es malo. Crecí mucho en otras facetas de mi vida y creo que todavía tengo mucho por aprender”, confiesa quien pudo superar una difícil enfermedad hace apenas un año. “La verdad es que nunca imaginé volver a estar en unos Juegos Olímpicos después de la operación. Tuve la suerte de tener un equipo de médicos increíble y me siento cada vez mejor físicamente", comentó.

Fanático, apasionado y obsesivo del deporte, Lange no cree en otro camino que en el trabajo para lograr el éxito. Desde enero está instalado en una casa cerca de la bahía de Guanabara (sede del yachting de los Juegos Olímpicos). “Por la operación no puedo viajar en avión seguido y tuvimos que optar por esta medida".

Lange disfruta del yachting junto a sus hijos. Y con ellos aprende día a día. “Todo lo que estamos viviendo es extraordinario. Como padre no hay nada más lindo que tus hijos hagan lo que les gusta”, afirmó.

El padre supo entender su rol en la vida deportiva de Klaus y Yago y el hecho de que ellos hayan podido encontrar su propio camino y romper con el prejuicio de “el hijo de...” hizo que pudiera dedicarse a sus propios proyectos. Pero no es tan sencillo. "Hay veces que yo tengo otra visión de lo que deberían hacer y me tengo que quedar callado", contó.

 

 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!