Primera buena oportunidad de México ante Corea