Le sacan el casco de una patada