Horarios

La impresionante historia del Maracaná, el emblemático estadio de Brasil

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- El Maracaná abrirá sus puertas este viernes por tercera vez en su historia para acoger a uno de los más grandes eventos deportivos del mundo. Cuando fue construido hace 66 años jamás imaginó que acabaría con una célebre decepción y hace dos años estaba destinado a repararla, pero no tuvo la oportunidad de hacerlo.
 
Ahora, en la ceremonia de inauguración de Río 2016, desfilará en él una representación de los 206 países que asisten a los Juegos Olímpicos, otra vez con una imagen apasionante, legendaria e imponente.
 
 
En 1950 el Maracaná nació con dimensiones colosales. Cuadruplicaba en capacidad al resto de estadios de Río y podía albergar casi a un 10% de la población de la entonces capital de Brasil, algo fundamental en una época en que la televisión daba sus primeros pasos.
 
En Brasil sigue siendo conocido como "el mayor del mundo", a pesar de que perdió ese título hace años y ahora sólo puede acoger a 78.838 espectadores, una cifra muy inferior a los cerca de 200,000 que se citaron en la final del Mundial de 1950 para ver a Uruguay acuñar el Maracanazo.
 
En el 2014, durante el segundo Mundial de Brasil, todo el país esperaba reponer esa afrenta, pero la goleada sufrida ante Alemania en Belo Horizonte cercenó la oportunidad de maquillar el desagravio de 1950.
 
 
Desde 1964 su nombre oficial es Mário Filho, un legendario locutor de radio, pero los cariocas han continuado refiriéndose a él con la denominación del río homónimo que pasa por la zona y que a su vez toma su nombre de un ave llamada Maracaná.
 
El afecto por este estadio de futbol fue decisivo para que fuera escogido como la sede de la ceremonia inaugural, algo inédito en la historia olímpica, pues este privilegio siempre le había pertenecido al que se denomina Estadio Olímpico y que acoge las pruebas del atletismo.
 
 
Además de los dos Mundiales, este recinto vio hitos de la historia del fútbol como el gol mil de Pelé en 1969, la despedida del fútbol de Garrincha en 1973 y 333 goles de Zico, el máximo goleador del estadio, casi todos con la camisa del Flamengo.
 
También fue protagonista de momentos para el olvido como la farsa del portero Roberto Rojas, que se hirió con una cuchilla en la ceja para fingir haber recibido un impacto de una bengala, un episodio que le costó a Chile la descalificación a las eliminatorias del Mundial de 1994.
 
Además ha recibido al papa Juan Pablo II y conciertos de Frank Sinatra, Madonna y los Rolling Stones. 
 
Su construcción se realizó en un tiempo récord, en 22 meses, algo necesario porque Brasil se ofreció como sede del Mundial en 1946, un año después del final de la II Guerra Mundial.
 
El recinto de graderíos ovalados se levantó en un descampado en el que ya se respiraba fútbol, donde Mário "Lobo" Zagallo jugaba partidillos con sus amigos en su juventud, mucho antes de ser campeón del mundo como jugador, como seleccionador y como asistente técnico.
 
 
En su proceso de adaptación a los nuevos tiempos, el coliseo pasó por dos grandes reformas. En la última de ellas, antes del Mundial de 2014, fue reconstruido desde los cimientos y tan sólo se respetó la fachada, que está protegida como patrimonio nacional.
 
Los constructores tuvieron que reforzar cien pilares que a lo largo de los años habían sufrido daños estructurales por la orina que los espectadores expelieron en los pasillos durante décadas a causa de la escasez de urinarios.
 
Ese problema ya no existe en el nuevo Maracaná, pues ahora cuenta con 231 aseos y se ha convertido en uno de los recintos deportivos más modernos del mundo con grandes innovaciones tecnológicas, como un sistema para aprovechar el agua de la lluvia y placas solares para generar parte de la energía que consume.
 
Todos estos cambios causaron desazón entre los nostálgicos, que creen que el coliseo perdió parte de su magia en aras de la modernidad, pero sin ellos, según los impulsores de las obras, este viernes no podría añadir a su larga historia la página de unos Juegos Olímpicos.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!