Zahra Nemati

La historia de Zahra Nemati, la arquera paralítica que cumplió su sueño olímpico

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- No es común ver en unos Juegos Olímpicos a un atleta que cumple con todas las condiciones para participar en unos Juegos Paralímpicos. Pero cuando la voluntad supera toda limitación física no hay barrera que pueda contener el sueño.
 
Pues esto es lo que ha hecho la arquera iraní Zahra Nemati, paralítica de la cintura para abajo desde los 18 años cuando fue golpeada con un carro y su columna vertebral se hizo trizas. Su particularidad física no le impide competir en igualdad de condiciones y ella apostó por hacerlo.
 
El accidente no sólo cambió la vida de Zahra desde el punto de vista más evidente, sino también modificó sus planes olímpicos. Desde niña le gustaron los deportes bien atléticos y eligió el taekwondo, donde llegó a obtener la cinta negra y a integrar el equipo nacional de Irán.
 
Por lo tanto, Zahra tuvo que resignarse a practicar una nueva disciplina pues como le dijo a un documentalista japonés, “para un taekwondoka no poder usar las piernas es como para un pianista no poder utilizar las manos”.
 
 
Entonces se dio a la tarea de dominar el arco y colocar las flechas dentro del círculo amarillo de la diana. Primero lo intentó en unos Juegos Paralímpicos, los de Londres 2012, donde se convirtió en la primera mujer iraní en conquistar una medalla de oro olímpica o paralímpica.
 
Pero, ¿por qué quedarse ahí? Se presentó en el campeonato asiático del 2015 para deportistas “convencionales” y una soberbia actuación le garantizó la medalla de plata y la clasificación a Río, donde decidió que competiría dos veces, primero contra los mejores del mundo y después regresaría a los Paralímpicos para defender su corona. 
 
 
Su empeño va mucho más allá de continuar colgándose medallas en su pecho, se ha propuesto ser un ejemplo para las muchachas jóvenes iraníes. “Quiero demostrarles que no somos menos que las mujeres de otros países. Quiero romper el estereotipo que muchas tienen”, dijo.
 
Con las flechas en la mano no consiguió en Río 2016 un resultado sorprendente, pero ella nunca dejó de soñar con la medalla de oro. “Lo más importante es nunca dejar de creer que cualquier cosa puede suceder”, aseguró.
 
 
Otro hecho significativo resultó que Zahra fue escogida como la abanderada de Irán en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos el pasado viernes en el Maracaná en una delegación donde predominan los hombres.
 
De hecho, sus propios compañeros destacan que Zahra los hace avergonzarse porque siempre está entrenando. “Ella nos da aliento”, asegura uno de ellos.
 
El mensaje que Zahra Nemati le transmite a todas esas personas que bien de nacimiento o por desventura no pueden utilizar totalmente su cuerpo es el de “no dejes que tu discapacidad te limite”. Ella vive feliz y ha aprendido a disfrutar el lado de la vida que nadie puede arrebatarle.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!