La británica Nicola Adams se lleva el oro del boxeo olímpico