Japón no se queda atrás y mete su tercer gol