Fuerte patada en la cara del senegalés Balla Dieye