Fiebre del oro: Maialen Chourraut, campeona olímpica de K1