Estados Unidos volvió a sufrir ante Francia en Río 2016