Estados Unidos debe mejorar en la rutina técnica