Horarios

Boxeo de Río 2016

Dos boxeadores cubanos, entrenados por dos preparadores cubanos, suben al ring olímpico

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Técnicamente es imposible que en unos Juegos Olímpicos se enfrenten dos boxeadores de un mismo país pues en cada peso solo puede participar un representante de cada nación. Pero si uno de los dos compite bajo otra bandera, entonces esta rara excepción, valga la redundancia, sí puede darse.
 
Esto es lo que sucederá hoy en los 64kg cuando dos cubanos salgan frente a frente al ring de Río 2016: Yasniel Toledo compitiendo bajo el nombre de la isla y Lorenzo Sotomayor haciéndolo por su país adoptivo, Azerbaiján.
 
 
 
Pero este no será un pleito únicamente entre atletas cubanos, sino que en ambas esquinas también habrá entrenadores del país que ha liderado este deporte en los últimos años en su versión amateur.
 
Pedro Roque, una de las instituciones pedagógicas del boxeo en Cuba,  abandonó la isla en el 2009 luego de ser separado del equipo nacional cuando el equipo cubano no consiguió ningún título en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. 
 
 
Primero se refugió en los Estados Unidos, donde entrenó al equipo olímpico que participó en Londres 2012, y después, por pedido expreso de la Asociación Internacional de Boxeo, se trasladó a Azerbaiján para preparar a la escuadra que vendría a Río 2016.
 
Su comunicación con los pugilistas azeríes es bien fluida y cercana, pues Roque domina a la perfección el idioma ruso, aprendido durante su etapa universitaria en la Unión Soviética. Claro, a Lorenzo Sotomayor le habla en buen cubano, claro y directo.
 
Antes de asumir el mando del equipo grande de Cuba, Pedro Roque entrenó a las divisiones juveniles, donde colaboró en la formación de Yasniel Toledo, el púgil que hoy se medirá a “su” Sotomayor.
 
 
Sotomayor fue campeón nacional cubano en el 2009, salió de la isla hace tres años y como tantos otros, no regresó. Se nacionalizó en Azerbaiján y obtuvo el permiso para para pelear internacionalmente por ese país, donde fue recibido por Roque.
 
 
Ahora ambos protagonizarán una pelea de sentimientos encontrados contra los representantes del país donde crecieron y se formaron como profesionales del deporte, en el sentido menos material de la palabra.
 
Por desgracia, como este pleito pertenece a los cuartos de final, el perdedor se irá a casa sin una medalla, mientras que el vencedor, al menos, asegurará el bronce. Pero detrás de los puños, los jabs y los golpes rectos estará el choque de la sangre con su propia sangre, de las mismas emociones que permanecen en esos que se quedan y los que se van, aunque uno de ellos hoy compita por la gloria de una bandera ajena.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!