Cuarto gol de Brasil ante una descompuesta Dinamarca