Argentina vs. Polonia

Argentina sufre su primera derrota en Voleibol al caer ante una Polonia superior

RÍO DE JANEIRO, Brasil (EFE).- La selección argentina de voleibol sufrió hoy su primera derrota en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al caer, por 3-0, contra una Polonia que consiguió sorprender a los sudamericanos desde el comienzo del encuentro disputado en el emblemático pabellón Maracanazinho.
 
Los europeos no dieron opción a una Argentina que, pese a la intensidad y garra mostradas en la última manga, no consiguió dar la buena imagen ofrecida hasta la fecha en el torneo y perdió por parciales de 25-21, 25-19 y 37-35.
 
Los argentinos encaraban el partido como líderes del Grupo B después de haber encadenado dos victorias, contra Irán y Rusia, y haber cedido sólo un set a lo largo del torneo; mientras que los polacos, terceros en la clasificación, acumulaban una victoria y una derrota.
 
Los sudamericanos, que conquistaron la quinta plaza en los Juegos de Londres 2012, comenzaron el encuentro realizando demasiadas concesiones en defensa, lo que obligó al técnico Julio Velasco ha solicitar su primer tiempo muerto transcurridos apenas unos minutos del encuentro.
 
La medida no surtió efecto y los argentinos continuaron cediendo numerosos puntos ante unos europeos que remataban con extrema facilidad desde la red.
 
Mediada la manga los polacos ya habían abierto una brecha de cinco puntos, que a la postre resultó definitiva para una Argentina que acabó perdiendo el primer set ante unos rivales que, además de mostrarse más contundentes en defensa, fueron mucho más efectivos en el servicio.
 
La tónica continuó en una segunda manga en que Argentina se vio por debajo de inicio y precisó de solicitar un desafío, que fue rechazado por el colegiado, para intentar igualar el marcador a dos puntos.
 
Pese a los ánimos de la numerosa afición argentina, mucho más ruidosa que los cientos de seguidores polacos presentes en el pabellón Maracanazinho, los sudamericanos se fueron viniendo abajo al no encontrar la manera de parar a sus rivales.
 
Polonia llegó a doblar a Argentina (14-7) con un excelso Michal Kubiak en ataque, que hasta se permitió el lujo de realizar un soberbio remate mirando para el lado contrario.
 
Esa fue la puntilla para una selección que fue medalla de bronce olímpica en los Juegos de Seúl 1988 y que, hasta la fecha, venía realizando un torneo casi impecable.
 
Los pupilos de Velasco daban una impresión de cierto nerviosismo, entorpeciéndose los unos a otros en defensa y permitiendo que los europeos se hicieran con una ventaja insalvable en el electrónico que les llevó a sumar su segunda manga, pese a que Argentina, tirando de garra, llegó a evitar hasta tres bolas de set.
 
En los primeros minutos del tercer período, los argentinos dieron muestras de una mayor concentración, pero seguían lastrados por su falta de acierto en el remate.
 
Finalmente, consiguieron igualar el marcador a ocho puntos, pero entonces una falta de entendimiento entre Facundo Conte y Luciano de Cecco, que dejaron pasar una bola fácil creyendo que él otro se encargaría de atajarla, volvió a poner por delante a Polonia y amenazó con desestabilizar a los número 6 del ránking mundial.
 
Pero no fue así y apenas tres jugadas después se encontraban dos puntos arriba, para delirio de su afición.
 
Fueron entonces los campeones olímpicos de los Juegos de Montreal 1976 los que parecieron ponerse nerviosos y comenzaron cometer demasiados errores, especialmente en el servicio.
 
Argentina que llegó a la veintena de puntos con dos de ventaja, cedió entonces al empuje sus oponentes, que en un primer momento consiguieron igualar el electrónico y a continuación sentenciaron el encuentro en un final de infarto, con más de una decena de bolas de partido.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!