Horarios

La delantera Dzsenifer Marozsan marcó el primer gol de Alemania frente a Suecia. Foto : Getty Images

Alemania gana la medalla de oro en el fútbol femenino

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- La conmemoración de 20 años de fútbol femenino en los Juegos Olímpicos no pudo tener un mejor marco que disputar la final de Río 2016 en el Estadio Maracaná.

En un duelo sin precedentes Suecia y Alemania disputaron su primera final olímpica, donde las germanas con la experiencia de haberse adjudicado la medalla de bronce en Sidney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008  lucían como favoritas para llevarse el triunfo.

En lo que se refiere a las suecas, su mayor logro histórico era haber terminado en el cuarto lugar en Atenas 2004, donde curiosamente fueron derrotadas 1-0 por el mismo rival al que esta vez enfrentarían en el Maracaná.

Así las cosas, desde el silbatazo inicial la batalla por obtener la victoria se tornó intensa, pero fue el conjunto bávaro el que propuso el encuentro; en tanto que las suecas, fieles al estilo que les permitió avanzar hasta esta fase, mostraron un juego conservador que, aunque sin renunciar al ataque, no les permitió generar avances claros de peligro sobre el marco de la arquera Almuth Schult.

La oportunidad más clara que surgió en todo el primer tiempo de abrir el marcador corrió a cargo de la mediocampista germana Melanie Leupolz, quien recibió un servicio de frente a la portería, pero sacó un remate con la cabeza por encima del travesaño, al 22 de acción.

En el arranque de la parte complementaria, Alemania demostró su mayor oficio para definir a su favor los partidos importantes. La delantera Dzsenifer Marozsan y su gran técnica para pegarle al balón se hizo presente al 48 de acción, cuando venció a la cancerbera  Hedvig Lindahl y con ello abrió el marcador.

Al 62 de acción, Melanie Behringer ejecutó un tiro libre directo al poste de la portería sueca y en el intento por reventar el balón, la zaguera escandinava Linda Sembrant terminó por enviarlo al fondo de de su propia portería en un claro autogol.

Ante la desventaja, Suecia no tuvo más remedio que adelantar sus líneas y en el minuto 65 logró marcar el gol que a la postre sería el del honor a través de Stina Blackstenius.

Cuatro minutos después, las germanas pudieron definir cómodamente su victoria, cuando Alexandra Pop quedó sola de frente al marco, pero definió muy mal al disparar demasiado cruzado de la cabaña custodiada por Hedvig Lindahl.

El último lapso del cotejo resultó por demás emocionante con Suecia volcada al frente en busca de un empate que al final no se produjo.
 

 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!