La actividad del fútbol italiano tiene un partidazo que nadie se quiere perder; un duelo donde se espera que se marquen muchos goles.