El mediocampista francés del AC Milan presumió un innovador estilo musical durante la cuarentena, cortesía del coronavirus.