El entrenador de la Roma se despide del club y dice que deja un equipo fuerte colectivamente y de grandes individualidades.