La prensa italiana ha revelado que el técnico del Inter recibió un sobre con una carta anónima y una bala en su interior.