Una polémica decisión de la cúpula de la entidad rossonera habría sido el detonante de una ruptura que llevaría al sueco a dejar el club.